Hobbie in tha city

Sabemos que las jornadas de trabajo en el circo son extenuantes y agotadoras; si a eso le sumamos que tenemos que transportarnos en automóvil a nuestros respectivos hogares pues el día se hace terriblemente pesado. PERO como buen personaje de renombre en el ámbito circense, he creado el mejor pasatiempo para cuando uno se encuentra atorado en el tráfico.

Lo único que tienen que hacer damas y caballeros, es usar los elementos que tenemos a la mano a la vista: LOS AUTOS! Inevitablemente vamos a estar rodeados de ellos y también de sus respectivas placas, la distracción se encuentra en formar palabras con ellas, por ejemplo:

Hay autos tristes: SNIF!



Todo un océano cabe en una placa. Amo la versatilidad del mexicano



Pequeños monstruos invaden al servicio de transporte mexicano los POKENONES!



Autos personalizados, en este caso es el de Jennifer



Los mensajes estan out, lo de hoy: los Rekados!



Placas para fanáticos de famosísimo grupo Stone Temple Ninots



El Raz costeño



Elija su pecado capital preferido y póngaselo a su placa: Lujuria (porque diablos aparece un avioncito en las placas del ¿edo mex? Que acaso tiene el aeropuerto más grande de México? ¿No verdad?!!

Esto es solo un pequeño ejemplo de las GRANDES actividades que se pueden hacer en un auto. Tal vez llegue a ser más divertido que ver al de junto sacarse los mocos.. ¿será..?

Alterego

Invitado al Circo No. 0032

Era la primera función en que estaba presente. Los leones parecían aproximarse hacia el domador que yacía indefenso con una regla y una goma. Los leones se abalanzaron hacia al pobre domador que no tuvo remedio que retirarse con una escuadra rota y su corazón destrozado. El maestro rojas yacía en el patio del colegio, víctima de un ataque al corazón.

Dios bendiga al maestro Rojas.